Tuesday, 17 May 2016

No, Google Bank no está cerca



La semana pasada participé en PAYMENTS CIT 2016, un evento que lleva 19 años congregando a profesionales de los medios de pago en España. En esta ocasión fui invitado a un panel titulado War of the wallets, junto con Pedro Diaz Yuste, Director de Servicios Financieros de Google España. El formato fue entrevista/debate y por primera vez en la historia de este evento tuvimos ocasion de tener entre nosotros a uno de los nombres mas mencionados cuando hablamos de la irrupcion de las grandes empresas tecnologicas en la indutria financiera, y muy especialmente la de pagos.

No cabe duda que los mobile wallets tendrán un efecto importante en la industria de medios de pagos. Segun Strategy Analytics, este año 100 millones de personas harán pagos de proximidad con sus móviles, número que aumentará hasta los 490 millones en 2021.Y no solo en pagos de proximidad, en el año 2020 se espera que la mitad de las transacciones de m-commerce se realicen a través de mobile wallets.

Adopción

Al preguntarle sobre que factores inciden más en la adopción de los pagos móviles, Pedro Diaz incidió especialmente en la experiencia de cliente y "culpó" de la baja adopción conseguida hasta ahora a la pobre experiencia de cliente de las iniciativas llevadas a cabo hasta la fecha.

Si bien es cierto, no pude menos que incluir como factor muy importante la necesaria existencia de una infraestructura adecuada para ello. Recordemos que Google y el resto de nuevos actores en el mundo de los medios de pagos, utilizan la actual infraestructura vigente en la que los actores tradicionales han invertido mucho dinero (por ejemplo los mas de 700.000 TPV contactless operativos en España) como base de su solución de pagos. 

O también la progresiva adopción de la tecnología contactless en tarjetas, que supondrá el último paso del plástico hasta el salto definitivo al móvil. Aquí todavía hay mucho por hacer si nos comparamos con países como el Reino Unido donde el tipping point en contactless se consiguió una vez que Transport for London adoptó la tecnología contactless. Esto todavía no ha llegado a Barcelona y Madrid que son los puntos donde se concentra una parte muy  importante de las transacciones contactless en nuestro país.

Finalmente, se hace necesario el incluir servicios de valor añadido, ya que sinceramente, el valor que añade el poder pagar con tu Smartphone con respecto a pagar con tu tarjeta contactless no es realmente diferencial.


War of the wallets

A continuación pasamos a analizar los dos modelos competitivos fundamentales que estamos viendo en el mercado. La solución de las empresas tecnologicas abierta a todas las instituciones financieras (Apple Pay, Android Pay, Samsung Pay, etc.) y la solución wallet de cada banco que permite una mayor integración con el resto de productos y servicios bancarios (financiación, control de la tarjeta, etc.). En España, a diferencia de otros países, los principales bancos se han dado prisa en lanzar sus soluciones wallets antes de que lleguen las tecnologicas.

¿Qué modelo se impondrá? ¿Por qué Google lanza Android Pay cuando ya existen las soluciones HCE de los bancos? ¿Quiere Google competir cara a cara con los bancos? Díaz no se aventuró a responder a la primera pregunta, pero sí a las siguientes. Google lanza Android Pay para mejorar la experiencia de pago de las soluciones actuales. De acuerdo a Google si la penetración del pago a través del móvil es tan baja es por la pobre experiencia de cliente, y la experiencia de cliente es algo que saben trabajar muy bien en Google. Y su objetivo no es competir con la banca, Pedro Diaz dejó claro que Google no quiere ganar dinero con Android Pay, sino que todos los usuarios de Android (más de 1.400 millones en todo el mundo) puedan pagar con sus dispositivos. Y Google cree que esto se puede conseguir a través de la colaboración y sin sacar a nadie de la cadena de valor.

Si Google no quiere cobrar por usar Android Pay,¿ no será entonces que Google quiere aprovechar la información derivada de las transacciones de sus usuarios en beneficio de su primera linea de negocio: buscadores? De hecho uno de sus core value propositions es "the ability to target commercial intent at the right moment". Imaginaros cómo podría añadir valor a esta propuesta el tener la información de compra de los millones de usuarios de Android alrededor del mundo. Pero aquí, Díaz fue muy claro: Google no tiene intención de usar los datos de transacciones de los usuarios de Android Pay. De hecho, Visa Digital Enablement Program (VDEP) limita a las plataformas como Android Pay el uso de la la información a solo mostrar al usuario las ultimas 10 transacciones realizadas.

Google Bank

A continuación mi pregunta a Pedro Díaz fue muy directa: ¿está Google interesado en lanzar un Google Bank? Y la respuesta fue muy categórica: "No, en absoluto". Y yo tampoco creo que Google vaya a lanzar un Google Bank. Sencillamente porque Google no necesita operar con una licencia bancaria (y toda la regulación bancaria que ello conlleva) para poder influir en la industria bancaria. Android Pay es un ejemplo. Otro ejemplo, Google podría ofrecer a los usuarios de Android un PFM con marca y expertise Google haciendo uso del Acceso a las Cuentas (XS2A) que la PSD2 contempla, y por tanto  competir con la banca movil de los bancos. Y todo ello, sin tener licencia bancaria, tan solo tendria que darse de alta como Account Information Service Provider – AISP.

Reflexiones finales

Finalmente hicimos una reflexión sobre dos puntos:

1.- Este War of the wallets no es solo cosa de bancos y grandes empresas tecnológicas. Comercios, plataformas de ecommerce e incluso redes sociales serán competidores a tener en cuenta. A los organizadores del evento les lancé el desafio de invitar a Facebook el año que viene porque para entonces seguro que tenemos novedades que comentar sobre ellos.

2.- Es posible que el wallet ganador sea agnostico con respecto al sistema operativo del dispositivo y permita que todas las soluciones de pago accedan a mi información en un único punto (¿por qué tengo que darme de alta y compartir mis datos que quedan guardados en la nube de cada uno de las diferentes soluciones y comercios con los que interactuo?). Tal vez el wallet ganador tenga más que ver con la identidad que con los pagos, y ahí los bancos están en una situación privilegiada para competir.