Wednesday, 5 November 2014

CurrentC o los errores de la soberbia


El pasado mes de Octubre tuve la oportunidad de asistir a Next Bank Americas en México DF. Uno de los paneles más interesantes fue el de Transformación en los servicios financieros, moderado por Juan Mazzini de Celent. La conversación fluyó de manera muy natural entre los distintos ámbitos de la transformación digital en los servicios financieros. Hablando de la paulatina apertura de los bancos a las start-ups y a la colaboración con terceros, Hugo Nájera de BBVA Bancomer dijo lo siguiente:



Hugo se refería a la soberbia de los bancos de pensar que ellos lo podían hacer todo, sin contar con ayuda ni colaboración alguna. Muchos bancos ya se están dando cuenta del error y están cambiando su actitud.

Pues bien, analizando lo que ha sucedido recientemente con algunos miembros de MCX bloqueando el pago con Apple Pay en sus tiendas, no puedo más que pensar que MCX se ha equivocado por soberbio.

Hagamos un poco de repaso. MCX es un consorcio formado por los mayores retailers de Estados Unidos, cuya creación se anunció en Agosto de 2012. Su objetivo: crear una nueva red de pago móvil que les permitiera saltarse el pago de las comisiones de intercambio de las redes de tarjetas y ser los únicos dueños de los datos de los clientes. Es decir, controlar todo el proceso de pago de sus clientes en sus tiendas. La importancia en cuanto a volumen de este consorcio les colocó de salida como una posible alternativa en el ecosistema de pagos de Estados Unidos:

- Más de 70 marcas asociadas
- Más de 110.000 tiendas a lo largo y ancho de Estados Unidos
- Más de 1 trillón de dólares procesados en conjunto

En cuanto a su solución, lo que sabemos es que está basada en códigos QR, permitirá la integración con los programas loyalty de cada retailer, promociones, ofertas y servicios basados en la localización; y buscará que sus clientes registren sus cuentas bancarias para evitar pagar las comisiones de intercambio ´(aunque también permitirá tarjetas de marca privada, tarjetas prepago y lo que se conoce en Estados Unidos como Decoupled Debit cards). Para el desarrollo tecnológico MCX ha contado con Gemalto y FIS.

¿Qué ha pasado para que tan importante contendiente en el mundo de los pagos móviles haya tenido tan desastrosa recepción en medios en los últimos días? Lo que ha pasado es que Apple lanzó Apple Pay en Octubre (antes que CurrentC para el que aún no hay fecha anunciada de lanzamiento) y algunos de los merchants que forman parte de MCX han apagado la funcionalidad de NFC de sus terminales puntos de venta para impedir el pago de sus clientes a través de Apple Pay (de paso también están impidiendo el pago de Google wallet y de Softcard). Poco después se supo que existe una cláusula de exclusividad que impide a los miembros de MCX ofrecer otro sistema de pago móvil que no sea CurrentC.

Mucho se ha escrito sobre el enfado de los usuarios de Apple Pay por no poder utilizarlo en estas tiendas, y también sobre la superioridad en la seguridad, tecnología y experiencia de cliente de Apple Pay con respecto a CurrentC. Sin embargo, creo que en la actitud de MCX se esconde lo que comentábamos al principio sobre la soberbia de quien quiere hacerlo todo (y quedarse todo el beneficio). Apple se cuidó mucho de utilizar la actual infraestructura de pagos con tarjetas a la que añadió tanto el elemento seguro como la tecnología NFC en los dispositivos, que junto con Touch ID resultan en una experiencia de usuario magnifica. Además lo hizo justo cuando existe una necesidad por actualizar los terminales puntos de venta en Estados Unidos y justo cuando los usuarios de tarjetas están más alertados en cuanto a seguridad por los sonados data breach de algunos merchants (que enciman forman parte de MCX).

Pero utilicemos otro ejemplo para poner de nuevo en evidencia la soberbia de MCX: Zapp en el Reino Unido. Zapp al igual que CurrentC prentede ser una opción de pagos móviles a la actual infraestructura de Visa y Martercard. Pero, a diferencia de MCX, Zapp se ha enfocado en tres pilares:

- ofrecer una experiencia de cliente mejor que la actual con tarjetas (de hecho afirman que la transacción tardará 12 segundos, la más rápida del mercado gracias a la utilización de la plataforma de pagos inmediatos Faster Payments)
- acuerdo con Bancos: HSBC, Santander, Nationwide, First Direct, Metro Bank, aunque abierto a cualquier otro que quiera unirse, a la vez que permite que el servicio sea prestado a través de las aplicaciones móviles de los bancos participantes.
- acuerdo con los retailers más importantes del Reino Unido, con el atractivo de tener menores costes que con Visa y MasterCard y con liquidación inmediata (el ahorro de costes anual por dejar de pagar costes de transacciones con tarjetas lo han estimado en 266 millones de libras).


Tal vez MCX corrija esta situación y se de cuenta que en su viaje por quitarse de en medio a Visa y MasterCard, deberían primero pensar en sus clientes y luego en buscarse a aquellos socios que pueden hacerles llegar donde ellos solo no llegarían.








No comments:

Post a Comment